El cuidador es aquella persona que asiste o cuida a otra afectada de cualquier tipo de discapacidad que le dificulta o impide el desarrollo normal de sus actividades, como es el caso de muchas personas con Esclerosis Múltiple. (1)

cuidador1

Se ha visto que las mujeres e hijas tienden a proporcionar apoyos instrumentales y prácticos, mientras que los hombres y los hijos apoyan más con cuestiones económicas. En un estudio realizado en España en 2004, se destacó que en el 84% de los casos, el papel de cuidador era desempeñado por una mujer, de entre las cuales, la mitad de ellas eran hijas, una cuarta parte esposas y un pequeño porcentaje nueras, con una edad promedio de 52 años y en su mayoría casadas. Más de la mitad vivían en el mismo domicilio y el 80% no tenía remuneración por sus servicios. (1)

cuidador3

En México se encontró también que las mujeres son las que se encargan del enfermo, además de que en más de la mitad de los casos los cuidadores son solteros, en su mayoría hijos con estudios generalmente de primaria y profesional, edad de 41 a 60 años. Un 55% de los cuidadores no realiza actividades laborales fuera de su hogar. (1)

cuidador4

Los patrones culturales tradicionales asignan a las mujeres el papel de proveedora principal de atención y cuidado a los demás. El rol de cuidadora se caracteriza porque no les deja tiempo para sí mismas, y esto se une en muchos casos al papel de ama de casa. Esta suma de funciones es una mezcla explosiva que implica sensación de desesperanza y aislamiento. (2)

cuidador5

Las propuestas para cambiar esta situación se enfocan en cuatro puntos: (2)

  • La valoración social de la cuidadora mediante su visibilización. Esto se puede hacer llevando a cabo un presupuesto del costo económico que supondría un cuidador profesional, enfermera, etc.
  • Cambios culturales que superen la división de roles desiguales entre sexos y que impliquen a los varones en las tareas de cuidado y en la actividad doméstica.
  • Educación en el componente ético del cuidado de los demás como una actividad que nos humaniza y procurar que la sociedad lo estime y valore.
  • La extensión de una red de apoyos sociales e institucionales que alivien las situaciones más graves o los momentos de crisis, servicios que apoyen y faciliten el cuidado en casa.

cuidador6

Referencias:
1. Macías Islas MA. Daño cognitivo en Esclerosos Múltiple. Editorial Panamericana. México, 2010. pp. 53-60.
2. http://www.uclm.es/ab/enfermeria/revista/numero%2013/cuidadoras_informales.htm